ScrumTxos TeamBuilding Edition

Tiempo de cocinado (lectura): 1’30”

Para esta nueva experiencias de ScrumTxos, tuvimos un horario diferente al habitual, de tarde-noche, por lo que os imaginaréis que, como decía Sabina, nos dieron las diez y las once… Aunque, ¡no terminamos como dice la canción! ¡Pero si exhaustos y con el estómago lleno!

Contábamos con el departamento TI de una gran compañía farmacéutica internacional. Venían con un espíritu de equipo realmente arraigado, así que esperamos haber contribuido a hacer crecer ese sentimiento, además de acompañarlo con los fundamentos de Scrum.

Hay veces que se nos presentan retos relacionados con el idioma, con los productos… Pero esta vez iba más allá: los componentes del equipo nos dijeron que no tenían ni idea de cocinar, que no lo practicaban y que incluso, ¡les producía urticaria!

El caos es una escalera,

y éste nunca falta en la primera ronda del cocinado, así que lo utilizamos en pro del equipo y consiguieron un gran arranque en el Sprint inicial. Verdaderamente han puesto el listón muy alto para nuestras siguientes experiencias.

Realizamos una simulación de Scrum a través del cocinado, que les sirvió sobre todo para que reforzaran su sentido de pertenencia al equipo y para aprender las maravillosas recetas de Nacho Garbayo. Finalmente, reflexionaron juntos sobre cómo habían ido mejorando y como se habían sentido a lo largo de la actividad, pasando por el caos y el desorden para acabar con todo bajo control y divirtiéndose.

Pese a que algún plato no pasó los mínimos de calidad (¡somos muy perfeccionistas!) fue engullido sin piedad y nos quedamos muy satisfechos con las tareas que fueron realizando en cada una de las rondas, empezando por el Scrum Master que se dejó el alma por ayudar a todos los demás y acabando por el último de los cocineros del equipo.

El feedback que recibimos sigue llenándonos de energía y buen sabor de boca, nos anima a seguir luchando por lograr nuestro objetivo ayudando a los equipos a mejorar su efectividad y a ponerlo en práctica a través de la cocina. La única condición es usar grandes dosis de solidaridad, empatía, afecto y respeto durante las dinámicas, que son los cuatro valores esenciales que todo equipo necesita para conseguir cualquier cosa que se proponga.

Gracias por dejarnos formar parte de vuestra experiencia.


Más experiencias en nuestro blog:


¡Conoce a nuestros facilitadores o ponte en contacto con nosotros!


AgileTaste

CoFundador Agile Taste

All author posts