ScrumTxos Experience Oficial Edition

Tiempo de cocinado (lectura): 2’10”

¡Se añade oficialmente ScrumTxos a la Carta de Agile Taste!

Como sabéis, hace un tiempo hicimos un ScrumTxos Betatester Edition para comprobar y pivotar lo que fuera necesario para incorporar esta nueva experiencia a nuestras cocinas. El resultado lo podéis leer aquí, y fue tan espectacular que no hubo duda de que íbamos por buen camino.

No queremos hacer spoiler de cómo fueron las dinámicas para no estropear la experiencia a los futuros Foodies, pero podemos decir (y muy orgullosos) que todas las valoraciones fueron positivas y sobre todo destacaron la originalidad y potencia para aplicar y entender muchas de las prácticas ágiles que les toca vivir en el día a día. Está claro que esto de ser ágil lo tienes que sentir y experimentar por ti mismo.

Esta vez la Master Class de Scrum duró unas tres horas y media. Pese a que de contenido pensamos que era adecuada, el debate que se generó entre los asistentes hizo que los tiempos se nos fueran y finalmente tuvimos que acelerar, lo cual nos hizo reflexionar y querer mejorar para la siguiente iteración que tengamos, orientando mejor la parte teórica de Scrum para que los Foodies se lleven solo lo necesario en cuanto a teoría y puedan vivir una experiencia verdaderamente significativa para ellos.

También debemos decir que nos sorprendió gratamente el banquete que nos pegamos, ya que la juventud de los Foodies no hizo pensar que tal vez tenían más experiencia en zampar más que en cocinar, pero no. Fue increíble la velada y todos los pintxos con los que nos deleitaron.

Los mensajes de la retrospectiva no tienen desperdicio, os dejamos algunos para que podáis ver un pequeño resumen de cómo fue la sesión:

Primer Sprint

  • Me sentía desubicado.
  • Me pareció todo una locura, pero divertido.
  • Estaba centrado solo en lo mío.
  • Agobiado.
  • Perdido.
  • Frustración por no acabar los platos.
  • Un descontrol.
  • Me sentía solo.
  • La planificación no se siguió.

 Segundo Sprint

  • El trabajo estaba mucho más claro.
  • Tenía alguien a quien pedir ayuda.
  • Las tareas estaban más organizadas.
  • Tenía un objetivo claro.
  • He podido ayudar a otros a terminar algo.
  • Me he sentido acompañado y con ayuda.
  • Si no me hubieran ayudado no sale el plato.
  • Sentir que puedes ayudar a otros es bueno.
  • El cambio de alcance ha sido un problema.

Tercer Sprint

  • Trabajábamos como un equipo.
  • Más organización.
  • Poder crear platos ha sido divertido.
  • Conocer el detalle del emplatado por más de una persona ha sido una ayuda.
  • Ritmo más tranquilo.
  • Hemos aportado todo el valor que se pedía.
  • Me he sentido mucho más cómodo.
  • Nos ha faltado un poco para acabar con calidad algún plato.

Como no puede ser de otra forma, todas nuestras experiencias acaban comiéndonos nuestras maravillosas creaciones acompañadas de un buen Rioja. Sólo faltó el postre, aunque el feedback recibido fue lo que endulzó verdaderamente la experiencia.

Gracias por hacer de estas experiencias algo tan significativo.


Más experiencias en nuestro blog:


¡Conoce a nuestros facilitadores o ponte en contacto con nosotros!


AgileTaste

CoFundador Agile Taste

All author posts